NOSOTROS

"Si quieres ir rápido ve sólo, si quieres llegar lejos ve acompañado" Probervio africano

A NUESTRA MANERA

Isla Canela Kite comenzó en el mismísimo lugar en el que se encuentra hoy, pero en el 2011, la playa y el ambiente no tenían nada que ver con lo que os pedéis encontrar hoy día. Realmente era un lugar «perdido» al que sólo se acercaban algunos pescadores y bañistas que buscaban tranquilidad.

Luis Bardón fundó la escuela después de conocer esta zona gracias a su participación en un campeonato de kite que se celebraba en el pueblo vecino, Isla Cristina. Después de 5 años comenzó en el mundo de la hostelería hasta hoy día.

Desde ese momento comenzó la aventura para nosotros.

Somos una pareja que siempre ha estado relacionada con el mar y el deporte, nos apasiona lo que hacemos y lo hacemos porque queremos, hemos tenido otras oportunidades de trabajo en la vida, pero dedicarte a lo que realmente te gusta es todo un privilegio que nosotros no hemos querido desaprovechar. 

Antonio González

Deportista al 100%

  • Técnico deportivo kiteboarding (Federación Andaluza de Vela)
  • Monitor Internacional de Surf (ISA)
  • Monitor kiteboarding (Federación Andaluza de Vela)
  • Monitor internacional de kitesurf (IKO)

El gurú del viento, el que clava el horario de clases según las posibles condiciones meteorológicas.

Paula Navarro

Medioambiente

  • Licenciada en Ciencias del Mar
  • Máster en Educación Ambiental
  • Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER)
  • Monitora de ocio y tiempo libre

La que no para, siempre creando nuevas actividades y mejorando las existentes

Todos los cursos, clases y actividades que te ofremos en Isla Canela Kite estan diseñadas para que disfrutes, aprendas y vuelvas a visitarnos.

Una gran parte del éxito de las actividades y del buen ambiente que encontrarás, se debe al pedazo de equipo de personas con las que contamos cada año. Nos sentimos orgullosos y felices al ver como todo el engranaje que hace funcionar una empresa va suave, conviertiendo todo ello en una satisfactición enorme para el cliente, el cual se encontrará bien atendido y dispuesto a disfrutar de sus vacaciones sin ninguna preocupación.

¡DISFRUTA DE ISLA CANELA!